Autor Tema: La última batallita (espero)  (Leído 117 veces)

Desconectado Nemesis 2.0

  • Veterano
  • ****
  • Mensajes: 2866
  • Sexo: Masculino
  • (_)_)llllllllllllllD
La última batallita (espero)
« en: Septiembre 01, 2014, 04:53:09 am »
Han sido muchos años, y he creído oportuno volver y dar la puntilla final de esta forma, en este lugar y con esta cuestión.

Siempre he sido muy abierto a la hora de hablar de mis temas sexuales y amatorios. Algunos habéis seguido mis aventurillas, mis conquistas, mis hostias... Mi evolución. Evolución que ha llegado a su cúspide.


Mi ritmo vital me ponía muchas trabas a la hora de conocer féminas y tenía mucho tiempo libre y muy aburrido en el trabajo. Si mezclas aburrimiento, tiempo libre, ganas de meterla en caliente y una conexión a internet la inercia te lleva inevitablemente a las páginas de contactos.

Aburrido de badoo y similares donde abundaba morralla descubrí una web de corte Feminazi donde los tíos no éramos más que objetos consumibles que las mujeres miraban desde el escaparate como si de una "e-shop" se tratara.
Tras varias escaramuzas mareando a orcos y focas para que me mandaran fotos cutres de sus tetas para entretenerme di con ella.

Recién vuelta a la patria después de estar varios años trabajando en EEUU sólo buscaba conocer gente nueva. Yo buscaba alguien desconocido para evadirme de la tormenta de mierda que se me vino encima sin esperarlo. Todo encajaba.

Tras un par de semanas hablando, contándonos nuestras mierdas y demás parafernalia decidimos quedar a echarnos unas cervezas sin más pretensión que el conocernos y charlar un rato cara a cara. El día D a la hora H en el lugar L.


Llegue a mi destino con la impuntualidad que nos caracteriza a los machos alfa y ahí estaba ella, esperándome con una sonrisa de oreja a oreja y PRECIOSA a mi cerebro pese a que mis ojos me decían que era un 7/10. Nos saludamos con dos besos y sólo con eso se me puso la polla como la pata de un perro envenenado y el pecho me pegó tal sacudida que no sabía si era mi corazón o que alguien me había pegado un martillazo en el esternón.
Algo fallaba. No estaba acostumbrado a estas mierdas... Sabía que iba a acabar mal la cosa, no me equivocaba.

Un par de cervezas, muchas risas, muchas anécdotas y una despedida con los dos besos de rigor y un "nos vamos viendo, vale?" que se me hicieron eternos. No quería marcharme, se que ella tampoco.

Pasaban las horas y no la podía sacar de mi mente. Pasaban los días y no la podía sacar de mi mente. NECESITABA verla, eso no es bueno. No estoy acostumbrado a esta mierda, no estoy preparado para esta mierda, la situación se me escapaba de las manos y eso me estaba empezando a acojonar.


A la semana ya no podía soportar la situación. Quería mirarla, olerla, escucharla, estar cerca suya... definitivamente esto me iba a traer problemas. La llamo, le digo de quedar para tomar algo, accede de buena gana, repetimos escena, nos despedimos, vuelvo a echarla de menos...

Estoy fuera de control. No se que cojones me esta pasando pero necesito estar con esa persona.


Empezamos a hablar de vernos un día con más tiempo, en un lugar más tranquilo, echarnos unas copitas y poder estar juntos sin prisa. Tal y como estaba la situación necesitaba tomar las riendas del caballo desbocado antes de que me tirara al suelo, por lo que le propongo vernos en un bar cerca de mi casa en mi día de descanso. Se acabaron las zonas neutrales. Se acabaron las gilipolleces. Me llevo la pelota a mi terreno de juego, a mi zona de confort.

Tras unas copas le sugiero quedarse en casa a pasar la noche, accede y pasa lo inevitable.


Cuando besé por primera vez a esa chica fue como si un forzudo me pegara un mazazo en la cabeza y como si un ángel me susurrara cositas bonitas a la oreja. Tuve que parar y sacudir la cabeza (literalmente) porque me sentía extraño. Se me iba a salir el corazón por la boca y parecía que me había tragado un consolador y se me había activado en la barriga. Esa sensación me hizo darme cuenta de lo que me estaba pasando. Un escalofrío recorrió mi piel desde mi nuca hasta mi talón. Miedo en estado puro.

Fuimos desvistiendonos poco a poco y avanzando hacia la habitación sin dejar un sólo milímetro de separación entre nuestras bocas en ningún momento, ni por un sólo segundo.

Nos dejamos caer en la cama y empezó un festival de caricias y pasión. No se cuantas almas hay que llevarle a Satanás para que un coño huela a jazmín y sepa a caramelo, pero seguro que ella le llevó toneladas. No se cuanto tiempo mantuve la cabeza entre sus piernas, pero no podía sacarla de ahí. Ese coño estaba imantado y mi lengua era de hierro puro.

Me susurró que me quería dentro suya y yo, como soy un mandado, cumplí la orden raudo y veloz.
Fue como meter la polla en un enchufe. Algo que, como era costumbre con esa chica, jamás había experimentado. Y una vez que pasó el efecto se desató la locura máxima.

No es por tirarme el moco, pero he estado con centenares de mujeres y nunca he estado con nadie tan reputa en la cama como esa señorita. Ninguna postura era lo suficientemente complicada, ninguna expresión era lo suficientemente obscena, nada era tabú.
Cuando se metía mi polla en la boca me dolían los nervios oculares de la velocidad con la que ponía los ojos en blanco. Llegue a pensar que tenía dos lenguas y un motor de succión en la campanilla porque esa mamada no era de este mundo.
Me reí de esa gilipollez que pensé yo sólo, me pidió explicaciones y ahí estaba yo contándole la situación como iba pudiendo mientras ella me comía la polla como si no hubiese un mañana. El colmo del puto surrealismo.
Se la sacó de la boca, me miró y, con una sonrisa torcida y una expresión tan chulesca que podría ser mía mientras se limpiaba la saliva de la barbilla me dijo: "aún no he hecho nada".

Juro por dios que no se que hizo, pero ese combo lametazo/caricia/succión/empujón/fuerza extraterrestre demoníaca hizo que me corriera en su boca en una explosión de placer que no había experimentado NUNCA. Avergonzado le pedí perdón explicándole que no me dio tiempo a avisar, que no se que cojones me había hecho pero que había sido tan rápido y tan intenso que no me dio tiempo a hablar.
Me miró fijamente, se lo tragó y me dijo "no importa, me encanta... Pero recuperate pronto que quiero más". Acto seguido se acurrucó a mi lado y empezamos a acariciarnos tiernamente. Como dos tortolitos... Cualquiera que nos viera pillaría diabetes ipsofacto.

Me recupere a los pocos minutos y creo que no hace falta decir que volvimos a la carga. Esa noche no durmió ni el gato.


Hace un par de meses de aquello y la cosa sólo hace mejorar. Me tiene en una nube y, por lo muchísimo que hemos hablado del tema, andamos loquitos el uno con el otro. Me acabo de dar cuenta que es la primera vez que he estado realmente enamorado de alguien, he conocido ese ser mitológico del que todos hablan llamado amor y me tengo que tragar mis palabras al respecto una a una.

Es la primera vez que me retiro del mercado estando convencido de ello. No se sí será la mujer de mi vida pero se que tengo claro que quiero que sea la mujer de una etapa muuuuy larga. Puede parecer poca cosa pero viniendo de mi es algo como si hubiese encontrado a Jesucristo montado en un velocirraptor mientras santa claus le prepara un gintonic en el santo grial.

No somos novios, no somos amantes, no hemos actualizado nuestro estado en Facebook (por lo que aún no es oficial).
De momento la llamo "asociada". Ella no lo comprende y a mi me da la risa con su cara de "no entiendo nada".
Algo me tenía que llevar de esta comunidad a la vida real después de tantos años.



Gracias por lo leído, ha sido un placer contaros mis mierdas.

Desconectado cosette

  • Nuevo
  • *
  • Mensajes: 93
Re:La última batallita (espero)
« Respuesta #1 en: Septiembre 02, 2014, 03:22:16 am »
jajajajaja ya era hora   :risa: Felicidades!!! :aplauso: :aplauso: :aplauso: que disfruten al máximo su amor :cool: ojala siempre se mantenga esa llamarada viva y eso depende definitivamente de ustedes

Desconectado sillll

  • Iniciado
  • **
  • Mensajes: 364
  • Sexo: Femenino
Re:La última batallita (espero)
« Respuesta #2 en: Septiembre 03, 2014, 02:21:14 pm »
Ay ..... ay ..... ay el amor.... el amor!!!


























A esto es lo que le llaman ... "Amor" ?  :eh:  :green: