Autor Tema: Dejó la comida chatarra y el alcohol y se vuelve el nuevo "Beckham" (Foto)  (Leído 116 veces)

Desconectado jimo

  • Iniciado
  • **
  • Mensajes: 319
  • Sexo: Masculino
Un joven de 26 años que decidió decir adiós a sus kilos de más después de avergonzarse por ser apodado como "el gordo". En un año ha conseguido bajar 25 kilos y su cuerpo nada tiene que envidiar al de David Beckham. El cambio fue increíble pues antes llegaba a consumir hasta 6.000 calorías diarias. Se ha vuelto un chico súper sexy.



Comida basura y una botella de vodka a la semana. Estos eran los pilares básicos de la dieta de Dan Davidson, un joven de 26 años que en tan sólo un año ha conseguido un cambio radical en su físico. De ser apodado como "el gordo" ha pasado a ser el "nuevo Beckham" y no es para menos porque ha conseguido bajar la friolera de 25 kilos y 400 gramos.

El nuevo Dan apareció en el momento en el que estando de vacaciones en Mallorca se dió cuenta de que se sentía avergonzado de su físco. No se atrevía a quitarse la camiseta para darse un chapuzón. Y es que este joven de Grimsby llegó a pesar más de 100 kilos.

Ahora, un año después de dieta sana basada en pechuga y pescado a la plancha reconoce que no termina de creer el cambio que ha dado y que nada de esto hubiera sido posible sin la madre de sus hijos, instructora en un gimnasio.

Lejos quedan ya los calificativos de "el gordo". Dan se ve bie, tanto que ni corto ni perezoso decidió hacerse una sesión de fotos al más puro estilo David Beckham, como algunos amigos le han tildado.

"He trabajado muy duro para conseguir el cuerpo de mis sueños y yo no veo por qué no debería celebrar ese éxito"

Fuente: Telecinco

http://informe21.com/actualidad/dejo-la-comida-chatarra-y-el-alcohol-y-se-vuelve-el-nuevo-beckham-foto

Desconectado Mister

  • Veterano
  • ****
  • Mensajes: 1786
  • Ente unico
Re:Dejó la comida chatarra y el alcohol y se vuelve el nuevo "Beckham" (Foto)
« Respuesta #1 en: Octubre 03, 2014, 01:11:25 pm »
Intento seguir el mismo camino  :green:
El equilibro es la clave de todo