Autor Tema: El principe  (Leído 258 veces)

Desconectado David

  • Administrador
  • Gigante
  • *****
  • Mensajes: 3044
  • Sexo: Masculino
  • El jefe
    • Tadforo v 2.0
Re:El principe
« Respuesta #15 en: Febrero 24, 2014, 01:34:50 pm »
Gracias por la info Dalia  :perfecto:

No sé si coincidirá conmigo Oiwa, pero da la impresion que nunca en la vida se haya puesto un velo (igual ni es árabe)

Pos te cuento.

Ella es Hiba Abouk, nacida en España pero de raíces y religión musulmana. No dije que fuese árabe, dije que, junto a los dos chicos, es musulmana. :lengua:

PD: Donde le ves lo rechoncha por dios?? :confuso:

Desconectado Oiwa

  • Veterano
  • ****
  • Mensajes: 2051
  • Sexo: Femenino
  • Guardiana de la garnacha
Re:El principe
« Respuesta #16 en: Febrero 24, 2014, 04:25:11 pm »
yo creo que las que se cubren lo mínimo simplemente es para no molestar o incomodar, y puede ser lo típico cuando una mujer occidental viaja a un país musulman, porque enseñar el cuello y hasta tanta frente que deja ver el pelo, no me parece de actitud muy religiosa...  cierto que cada cuál se lo pone cómo quiere, pero son detalles que te hacen pensar que no debe ser creyente o desconoce.

Pues eso decía, que si hay trabajos que se adaptan mas a los guapos, cómo otros más a la fuerza física, otros a la inteligencia, otros que le saben dar bien a la pelota.... a veces he oído eso, de que le dieron el trabajo por su cara bonita, pero es que igual es lo que demandará ese trabajo alguien de buena presencia...

Lo que sí me parece injusto es la desproporción de lo que cobran unos y otros, porque que un médico gane menos que un futbolista... pero al final es porque lo demanda la sociedad, también.


Pues no es así, aquí cubrirse o no es decisión propia. No sé si sea una sociedad muy moderna, pero yo vivo entre musulmanes suníes y aunque algunas chicas usan hijab, shaila, niqab y birka (que no es igual que burka, sólo cubre la boca), otras como Lucrecia, sólo se cubren para el masjid. A la esposa del primer ministro jamás la ves cubierta, es creyente y sabe muy bien lo que hace.

Yo sólo creo que también las rechonchas y menos atractivas tienen historias interesantes y, por lo menos para mí, son más creíbles. Ahora resultará que sólo los guapos tienen vidas que merecen ser contadas.
Sólo puedo ser tu mejor enemiga o tu peor amiga. Por cierto... ¡No era penal!

lucrecia

  • Visitante
Re:El principe
« Respuesta #17 en: Febrero 24, 2014, 07:38:11 pm »
Al velo (aquí llamamos hiyab) yo me lo pongo sólo para ir al masyid. Por otra parte, aquí es considrado como  demasiado "exótico"

Tengo un par de pañolotes, alguno muy grande al que me enrrollo también al cuello. Otros más "discretos"

¿de qué colores son? ¿te gustan coloridos o muy oscuros?

Uno blanco, muy grande. Los otros negros y más escuetos.
Yo soy de las que se dejan el flequillo al aire, aquí y entre la colectividad no está mal visto.

Desconectado Dalia

  • Veterano
  • ****
  • Mensajes: 1660
  • Lady Sith
Re:El principe
« Respuesta #18 en: Febrero 24, 2014, 07:44:02 pm »
Ay a mi me gusta mucho esa forma de poner el velo, sin tener q encuadrar la cara como hacían aquí las viejecitas años ha, que siempre llevaban únicamente la cara asomando de la toquilla. Me gusta mucho ver a las chicas musulmanas como sale en la serie Hiba Abouk, con el velo mas suelto y desenfadado. :sonreir:
La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces.

lucrecia

  • Visitante
Re:El principe
« Respuesta #19 en: Febrero 24, 2014, 07:47:54 pm »
Esta es la manera en que suelo usar el velo, más o menos:


Desconectado Dalia

  • Veterano
  • ****
  • Mensajes: 1660
  • Lady Sith
Re:El principe
« Respuesta #20 en: Febrero 24, 2014, 07:51:42 pm »
Que bonito Lú!! :darcorazon: Me encanta :sonreir:
La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces.

Desconectado Oiwa

  • Veterano
  • ****
  • Mensajes: 2051
  • Sexo: Femenino
  • Guardiana de la garnacha
Re:El principe
« Respuesta #21 en: Febrero 24, 2014, 07:55:52 pm »
Aquí las chicas se arreglan mucho para salir, pero se dejan pelo a la vista y se ponen unas jorobas enormes en la cabeza (gamboo3a) donde, se sospecha, cargan todo esto:



Sólo puedo ser tu mejor enemiga o tu peor amiga. Por cierto... ¡No era penal!